segunda-feira, 2 de maio de 2011

Ernesto Sábato - O escritor e seus fantasmas

La condición más preciosa del creador: el fanatismo. Tiene que tener una obsesión fanática, nada debe anteponerse a su creación, debe sacrificar cualquier cosa a ella. Sin ese fanatismo no se puede hacer nada importante.

Nenhum comentário:

Postar um comentário